Un final colosal para Música Sur con doble sesión en domingo con un público entusiasmado y entregado

 

El director artístico del Festival, Juan Carlos Garvayo, destaca las muestras de agradecimiento y apoyo “tanto en redes como por la calle; ha sido abrumador”

 

Este domingo se ponía punto y final a una nueva edición del Festival Música Sur, la más ambiciosa de los últimos años con 9 días de programación y un total de 14 conciertos (teniendo en cuenta las sesiones didácticas), y que ha finalizado de manera colosal con una sesión doble de domingo en la que el público se mostró entusiasmado y entregado, “como en cada uno de los conciertos”.

 

El director artístico del Festival, Juan Carlos Garvayo, ha destacado la respuesta del público durante todos los conciertos, rozando casi el lleno en el Teatro Calderón de la Barca de Motril en cada uno de ellos y llenando los espacios del Real Club Náutico de Motril y del Almacén del Azúcar de la Fábrica del Pilar. “El Festival ha dado un salto muy grande, se ha notado muchísimo en relación a la asistencia en anteriores ediciones teniendo en cuenta que son muchos conciertos en muy pocos días”, ha continuado el pianista.

 

Las dudas de la organización del festival respecto a la ampliación de días de programación se han visto disipadas y, por lo tanto, se puede adelantar que para el próximo año se mantendrán: “La apuesta por ampliar en días ha funcionado, la gente nos ha apoyado muchísimo y la respuesta ha sido muy amplia”, ha apuntado Garvayo.

 

TODOS A UNA

 

Todos y cada uno de los conciertos ofrecidos, todos ellos a cargo de músicos de cámara de primera línea internacional, han contado con la respuesta y el respeto del público. Aun así, la sesión de cine continúa siendo una de las protagonistas dentro de la programación. Garvayo, asimismo, ha destacado el ‘Octeto de Schubert’ que el Cuarteto Diotima y cuatro solistas excepcionales ofrecieron el sábado: “Fue más de una hora de concierto, con un silencio y una intensidad a la hora de escuchar emocionantes; la gente acabó abrazándose con lágrimas en los ojos, fue increíble”.

 

“Esto nos plantea el reto de pensar qué hacemos en la próxima edición”, ha bromeado Juan Carlos Garvayo quien ha asegurado que, con los instrumentos aún sobre las tablas del Teatro, ya se están cerrando contactos para que acudan el próximo año a Música Sur: “Hay que hacerlo con tiempo, son músicos de mucha calidad y tiene las agendas cerradas con un año y pico de antelación, nos arriesgamos a que no puedan venir”.

 

Guardando con el esmero que se merecen los instrumentos que han pasado toda una semana en el Calderón de la Barca, la gente continuaba parando a músicos y organizadores para darles la enhorabuena, toda una satisfacción a mucho tiempo de trabajo y que anima a que el próximo año haya más Música Sur.

 

EL FESTIVAL EN CIFRAS

 

Además de destacar la pasión recíproca entre público y músicos durante todos los días que ha durado Música Sur, de esta edición también se desprenden datos que evidencia dicha aceptación.

 

En cuanto a la asistencia a conciertos se puede hablar prácticamente de ‘total asistencia’ con 2.415 asistentes a los que hay que sumar los 1015 niños que acudieron a los sesiones pedagógicas, el doble que en años anteriores.

 

El Festival Música Sur traspasa el ámbito cultural para ser también un referente turístico. Así lo demuestran la multitud de nacionalidades que se han podido contar entre los asistentes.

 

En el público ha habido personas llegadas desde Alemania, Francia, Canadá, Reino Unido, Rusia, Bélgica y Holanda. Y de puntos de España tales como Granada, Málaga, Cádiz, Madrid, A Coruña, Teruel, Ciudad Real, Sevilla o Valencia, todas procedencias distintas a la de los músicos que han pisado el escenario del Teatro motrileño durante estos nueve días.

 

Durante toda la semana, Música Sur ha contado con la presencia de una delegación de la empresa multinacional Canimex, venida desde Canadá con su presidente, Ms. Dubois a la cabeza. Además de mostrar su satisfacción con el Festival, se han mostrado encantados con su visita a la Costa Tropical.

 

Como dato curioso cabe destacar que el valiosísimo violín Guarneri del Gesú 1740 que usó el violinista Kerson Leong durante sus conciertos pertenece a la colección de la fundación de esta empresa.

Tag Cloud:

Por Soporte

Dejar un comentario